¡Hola a todos/as! Soy Carmen García Piqueras y he jugado al baloncesto casi desde que tengo uso de razón. He visto al CB UCA fundarse y crecer, pero actualmente tengo que conformarme con seguir sus pasos más en la distancia de lo que me gustaría. 

El motivo de tal circunstancia es que me encuentro en Valencia, terminando la carrera de Psicología. ¿El lado bueno? He podido aprender a lo largo de estos años en la Universidad lo importantísimo que resulta tener una buena salud psíquica. He tenido y tengo la suerte de poder ver reflejado todo lo que estudio en esta gran familia que nos ha brindado el baloncesto. Y a su vez el baloncesto me ha ayudado a tener otra visión de la Psicología. Sí, el cómo somos, sentimos y pensamos, nos influye en todo, y también en el deporte.

Por eso se me ocurrió la idea de que, ya que no puedo acompañaros de pabellón en pabellón, podría aportar desde mi más humilde postura de estudiante algunas cosillas que espero que os sirvan tanto como me han servido (y sirven) a mí.

Muchas gracias por permitirme abrir esta sección, que se dividirá en diversos capítulos que se publicarán una vez por semana.

Miércoles, 05 Agosto 2015 15:02

Capítulo 3: Tras la lesión

Te has lesionado, pero seguramente la lesión no es lo único que te duele. Los partidos que vas a perderte, cuánto durará ese dolor, el tiempo que tardarás en recuperarte… No puedes evitar que los pensamientos negativos invadan tu mente, pero esto no es solo cosa tuya: le sucede al 90% de los deportistas que se lesionan.

Seguir esta serie de recomendaciones te ayudará a ir superando la lesión, empezando por tus pensamientos:

Asumir la lesión: no pospongas el momento de ir al médico o al fisioterapeuta, cuanto antes conozcas y asumas lo que ha pasado antes podrás encontrar soluciones.

No te separes del equipo: no te desvincules del grupo. Sigue asistiendo a entrenamientos y partidos, sin perder de vista los objetivos. Sigues siendo uno/a más del equipo, tus compañeros agradecerán tu presencia y ellos a su vez estarán a tu lado para ayudarte a sobrellevar la lesión. 333

Mejora de aprendizajes deportivos: ya que no puedes jugar, aprovecha para enriquecerte de otras formas. Puedes ver partidos y documentales de baloncesto por la tele, leer algún libro o revista…

No pretendas más de lo que puedes: la vuelta a los entrenamientos debe ser gradual, no intentes estar al 100% la primera semana ni te esfuerces en exceso. La recuperación lleva su tiempo, evita recaídas cuidando la zona lesionada y sé paciente.

No te asustes: durante los primeros entrenamientos serás exigente con tu cuerpo y recuperarás sensaciones que hace tiempo que no sentías. No tengas miedo si sientes molestias, éstas se deben en parte a que estás centrando la atención en la zona de la lesión y, siempre y cuando no lleguen al dolor, son normales e irán desapareciendo.

Diálogo interno positivo: detecta y para los pensamientos negativos y reconviértelos en objetivos a trabajar. No sabes hasta qué punto una actitud positiva puede ayudarte en la recuperación hasta que consigues cambiar el rumbo de tus pensamientos y ser optimista. Piensa en positivo y pronto obtendrás resultados.

Apoyo social: comparte tu situación con otros deportistas. Te darás cuenta de que la mayoría ha sufrido lesiones de las que se han recuperado sin problemas. Tu entrenador/a y tus propios compañeros/as de equipo pueden contarte su experiencia y darte consejos muy valiosos, pero también puedes encontrar buenos ejemplos en deportistas profesionales como Rafael Nadal o Amaya Valdemoro.

Marcar objetivos a corto plazo: cada sesión de rehabilitación te acerca a la recuperación, así como cada minuto de entrenamiento. Ten paciencia y date cuenta de que cada paso que das, es un paso hacia adelante.

Por último, no olvides que una lesión es algo pasajero y tiene solución. Piensa en todos los años que llevas jugando y en todos los que te quedan por jugar. Perderte unos cuantos partidos, media temporada o incluso más, no es nada en comparación con lo demás. Está en tu mano aprender de la lesión, quedarte con lo positivo, y no permitir que te influya en otros ámbitos de tu vida ni de tu futuro como deportista.

 Enlace de interés:

Muy recomendable el documental “Amaya Valdemoro: Pasión por jugar”. Podéis verlo directamente desde el link que aparece más abajo, sin necesidad de descargarlo. Dura 20 minutos y merece mucho la pena.

En la temporada 2011/12 Amaya Valdemoro se fractura las dos muñecas. En Junio de 2013, se proclama Campeona de Europa con la selección Española.

http://www.canalplus.es/play/video.html?xref=20120322plucandep_6.Ves

“Todo el mundo pensó que era el final de su carrera, pero Amaya quiere luchar. Quiere luchar contra todo el mundo, y contra sí misma”

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.