¡Hola a todos/as! Soy Carmen García Piqueras y he jugado al baloncesto casi desde que tengo uso de razón. He visto al CB UCA fundarse y crecer, pero actualmente tengo que conformarme con seguir sus pasos más en la distancia de lo que me gustaría. 

El motivo de tal circunstancia es que me encuentro en Valencia, terminando la carrera de Psicología. ¿El lado bueno? He podido aprender a lo largo de estos años en la Universidad lo importantísimo que resulta tener una buena salud psíquica. He tenido y tengo la suerte de poder ver reflejado todo lo que estudio en esta gran familia que nos ha brindado el baloncesto. Y a su vez el baloncesto me ha ayudado a tener otra visión de la Psicología. Sí, el cómo somos, sentimos y pensamos, nos influye en todo, y también en el deporte.

Por eso se me ocurrió la idea de que, ya que no puedo acompañaros de pabellón en pabellón, podría aportar desde mi más humilde postura de estudiante algunas cosillas que espero que os sirvan tanto como me han servido (y sirven) a mí.

Muchas gracias por permitirme abrir esta sección, que se dividirá en diversos capítulos que se publicarán una vez por semana.

Miércoles, 05 Agosto 2015 15:48

Capítulo 4: El valor de la derrota

En el deporte, así como en cualquier situación competitiva, siempre hay un ganador y un perdedor. A pesar de que la derrota es una alternativa más que posible y que todos hemos experimentado alguna vez, nos sigue costando acostumbrarnos a perder.

Lo de que “lo importante es participar” lo habréis oído millones de veces, pero si eso fuese así dejaríais de luchar y de esforzaros cada semana para dejaros la piel en el partido. La pura verdad es que nadie quiere perder. Sin embargo, sí que es cierto que lo más importante no es lograr el éxito, sino que lo verdaderamente esencial es esforzarse por conseguirlo. web

La manera de asumir la derrota determina nuestra capacidad para volver a levantarnos. Es importante conocer qué ocasionó la derrota, y en este sentido juega un papel muy relevante el “locus de control”. El locus de control es la percepción que tiene uno mismo sobre cuál es el motivo de los acontecimientos de su vida, es decir, el grado en que una persona percibe que lo que le pasa depende o no de su comportamiento. Veámoslo con un sencillo ejemplo:  

“He aprobado” (YO) VS “Me han suspendido” (OTROS): cuando la situación es de éxito, el alumno tiende a atribuirse toda la responsabilidad, sin embargo cuando la situación es de fracaso buscará el motivo en factores externos a él (el profesor le tiene manía, ha puesto un examen muy difícil…)

En el baloncesto pasa algo parecido. Cuando ganamos, achacamos el éxito a nuestro esfuerzo y concentración, considerándonos superiores al rival. Pero cuando perdemos es muy posible que achaquemos gran parte del fracaso al mal arbitraje, por ejemplo.

Cada vez que echamos balones fuera en la derrota, perdemos la oportunidad de aprender, corregir y mejorar nuestros errores. Tanto en la victoria como en la derrota, debemos conocer qué es lo que depende de nosotros (esfuerzo, dedicación, actitud), porque ahí es donde podemos cambiar para ser mejores. No podemos cambiar nuestra suerte, pero sí podemos entrenar mejor, aprender a concentrarnos y aumentar la intensidad. Así que cuando analices una derrota, intenta averiguar qué es lo que dependió del equipo y qué es lo que no, y aprenderás que si actúas de una manera diferente podrás influir en el resultado.

Nunca debemos olvidar todo lo que nos enseña la derrota: nos ayuda a respetar al rival y a seguir trabajando. Es lo que hace que no puedas dejarlo, porque siempre habrá una revancha, un “pique” o un reto que te motive a seguir. Disfruta de los triunfos y de los fracasos, aprende a ver el lado bueno de ambos y comprende que con ellos podemos vivir experiencias que nos ayuden a progresar en el juego.

Los ganadores ganan porque saben qué deben hacer cuando pierden.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.